La solidaridad es definida por el Diccionario de la Real Academia de la lengua española como la adhesión circunstancial a la causa o acción de otros, el apoyo a una causa ajena.

Otros diccionarios le añaden la adhesión voluntaria a dichas causas. Por lo tanto la solidaridad es saber respetar y ayudar en lo posible a los demás. Es un valor que consiste en mostrarse unido a otras personas o grupos, compartiendo sus intereses y sus necesidades.

La solidaridad está relacionada con la caridad, y en ocasiones se le sinonimia con caridad social, expresando una idea de unidad, cohesión, colaboración. Es una tendencia humana a asociarse en busca de bienes comunes, y constituye una determinación firme y perseverante de comprometerse por el bien común, pero se diferencia de la caridad en que mientras ésta se dirige hacia las personas desde el plano individual, la solidaridad suele estar dirigida hacia grupos.

La solidaridad también suele conceptuarse como una condición y complemento de la justicia. Por lo tanto suele entenderse como sinónimo de igualdad, de fraternidad, ayuda mutua y cooperación, que impulsa al hombre a actuar en bien de todos.

Es así consecuentemente una relación entre los seres humanos, derivada de la justicia, fundamentada en la igualdad, que enriquecida por la caridad, cada sujeto toma por propias las causas de los demás y se responsabiliza con las mismas.

Es por ello que como componente de la organización social y política de un Estado, constituye el fin y el motivo primario del valor de la organización social.

PARTICULARIDADES 1 Y 2 PRIMARIA

Ser solidario es estar ligado o unido a otros por comunidad de intereses y responsabilidades, es un vínculo que une a hombres y pueblos de modo que el bienestar de los unos determina el de los otros.

En los alumnos de primaria la solidaridad se fortalece, para ello es necesario enseñarlos a: que presten ayuda a sus compañeros sobre todo en momentos difíciles, a sentir alegría ante los éxitos del otro y de tristeza ante los problemas que les sucedan a sus condiscípulos. Y reconocer que en otras partes del mundo existen niños, hombres y mujeres a los cuales se les debe brindar ayuda, y que los pueblos se ayudan entre sí para poder vivir en paz

Los alumnos del primer ciclo comienzan la escuela sin una concepción reflexiva de lo que es la solidaridad, aunque ya de por sí realizan conductas solidarias que les han sido enseñadas por sus educadores. El maestro, partiendo de este nivel básico, ha de comenzar a trabajar en el plano mental para la integración de este concepto como valor, todo ello sin dejar de reforzar lo mediante acciones tales como juegos de roles y de reglas, actividades diversas de cooperación y colaboración con otros pueblos y naciones, elaboración de materiales referidos a la solidaridad.

Es por eso que la utilización de las formas más elementales del análisis de conceptos, en este caso el referido a la solidaridad, cobra un particular importancia en estos escolares menores.

PARTICULARIDADES 3 O SUPERIOR PRIMARIA

Los escolares del segundo ciclo ya están preparados para asumir tareas más abarcadoras en relación con la solidaridad, por lo que sus actividades sociales han de trascender el plano inmediato de la cooperación para dirigirse hacia la solidaridad hacia otras regiones, pueblos y naciones, al conocimiento de las organizaciones que tienen que ver con la ayuda a otros países, y a la consecución de apoyo para los mismos.

Es por ello que las visitas y paseos a organismos y organizaciones internacionales que tienen que ver con la solidaridad ha de ocupar un lugar importante en el horario de estos escolares del segundo ciclo.

En el plano del trabajo educativo el maestro ha de promover la realización de foros y talleres que tomen como base campañas solidarias, en las que los escolares mayores jueguen un rol activo, apoyándose en vías metodológicas como la investigación, las entrevistas y el análisis y búsqueda de información bibliográfica.