La solidaridad es definida por el Diccionario de la Real Academia de la lengua española como la adhesión circunstancial a la causa o acción de otros, el apoyo a una causa ajena.

Otros diccionarios le añaden la adhesión voluntaria a dichas causas. Por lo tanto la solidaridad es saber respetar y ayudar en lo posible a los demás. Es un valor que consiste en mostrarse unido a otras personas o grupos, compartiendo sus intereses y sus necesidades.

La solidaridad está relacionada con la caridad, y en ocasiones se le sinonimia con caridad social, expresando una idea de unidad, cohesión, colaboración. Es una tendencia humana a asociarse en busca de bienes comunes, y constituye una determinación firme y perseverante de comprometerse por el bien común, pero se diferencia de la caridad en que mientras ésta se dirige hacia las personas desde el plano individual, la solidaridad suele estar dirigida hacia grupos.

La solidaridad también suele conceptuarse como una condición y complemento de la justicia. Por lo tanto suele entenderse como sinónimo de igualdad, de fraternidad, ayuda mutua y cooperación, que impulsa al hombre a actuar en bien de todos.

Es así consecuentemente una relación entre los seres humanos, derivada de la justicia, fundamentada en la igualdad, que enriquecida por la caridad, cada sujeto toma por propias las causas de los demás y se responsabiliza con las mismas.

Es por ello que como componente de la organización social y política de un Estado, constituye el fin y el motivo primario del valor de la organización social.

PARTICULARIDADES EDUCACIÓN INFANTIL

La solidaridad es un valor personal, que expresa las más puras manifestaciones de hombres y mujeres como seres sociales. En una colectividad o grupo social, la solidaridad es la capacidad de actuación como un todo de sus miembros. Es un término que denota un alto grado de integración y estabilidad interna, es la adhesión ilimitada y total a una causa, situación o circunstancia, que implica asumir y compartir por ella beneficios y riesgos. La noción de solidaridad se opone a una concepción de la naturaleza del hombre basada en la hostilidad y la competencia; es por ello indispensable que se contemple en la formación del niño como futuro hombre de paz.

Es un vínculo que une a hombres y pueblos de modo que el bienestar de los unos determina el de los otros. Solidario es aquel hombre o mujer ligado o unido a otros por comunidad de intereses y responsabilidades.

En el niño preescolar se formarán las premisas para el desarrollo de la solidaridad y para ello es necesario enseñarlos a: que presten ayuda a sus compañeros sobre todo en momentos difíciles, a sentir alegría ante los éxitos del otro y de tristeza ante los problemas que le sucedan a sus compañeros. También que sean sensibles hacia los más pequeños, hacia los ancianos, y que aprendan a conocer que en otras partes del mundo existen niños, hombres y mujeres a los cuales debemos brindarle ayuda, que los pueblos se ayudan para poder vivir en paz.