Actividad 1

Resumen de la actividad:

Se trata de una situación pedagógica, que es una experiencia crítica que elabora el maestro para evaluar un determinado contenido, en este caso respecto a la sensibilidad de sus alumnos. Una vez creada la situación, se utilizará para que cada alumno se auto analice y valore su conducta, en relación con la cualidad que ha estado presente en todas las actividades realizadas (la sensibilidad).

Luego designará a los alumnos por parejas y les situará la tarea de realizar una observación cotidiana de cada cual, para plantear las conductas sensibles que le ha observado durante el tiempo señalado por el maestro.

Objetivo:

  • Comprobar si los alumnos conocen que es la sensibilidad
  • Valorar si saben como se manifiesta en ellos la sensibilidad
  • Determinar si priman las acciones sensibles en su conducta y en la de sus coetáneos

Procedimientos:

  • Análisis
  • Síntesis
  • Comparación
  • Conversación
  • Observación dirigida

Recursos materiales:

Grabadora, dibujos recopilados, fotos, videos, cuadernos de trabajo.

Desarrollo de la actividad:

Fase de orientación:

La situación pedagógica suele resultar a veces muy compleja, por lo que el maestro se esforzará para lograr en sus alumnos el que surja una fuerte motivación hacia la actividad, máxime considerando un rasgo tan subjetivo como es la sensibilidad.

En la actividad misma el maestro les explicará que ellos van a realizar una auto evaluación y les dará los elementos de como deben hacer para realizar la evaluación de sí mismos. Esta es una actividad que se ha de realizar en el aula y en presencia de todos los alumnos, por lo que el maestro ha de tener la precaución de controlar que no se produzcan comentarios negativos cuando alguno de ellos se esté auto evaluando, para no dañar su autoestima.

Una vez motivados se pasa a la realización de la actividad, para lo cual se ha de utilizar una grabadora con el fin de registrar lo que los alumnos exponen, también podrán utilizarse fotos y videos si el docente lo cree necesario.

Luego les orienta que por parejas que ella designará cada miembro del dúo observará los comportamientos del otro durante una semana, y registrará todos los comportamientos sensibles que se observen. El maestro cuidará de que los alumnos comprendan que solamente registrarán las conductas sensibles, y no otro tipo de comportamiento, lo cual hace para evitar que la observación se convierta en una crítica de la conducta del otro. Una vez terminada la etapa de observación el maestro se reunirá con cada pareja para analizar los datos.

Fase de ejecución:

Los niños y niñas usualmente se auto evalúan comparándose con otra persona o personaje, y el maestro aprovechará los personajes de los cuentos y dramatizaciones utilizados previamente con tal propósito, y de aquellos en especial que fueron utilizados en la aplicación de la metodología de los patrones polares.

Es por ello que se puede hacer el análisis tomando como base la comparación con los personajes de los cuentos. Por ejemplo: ¿Tú analizas como son las personas que te rodean o haces como el aldeano que solo piensa en sí mismo? (Si conocen el cuento del Pájaro azul) ¿Tú crees que el papá Oso protestaba porque era muy sensible? (Si conocen Los Tres Ositos)

Los indicadores para evaluar su comportamiento sensible serán los siguientes:

  • Si observan los sentimientos de sus padres, abuelitos, vecinos, compañeritos
  • Si no se preocupan de cómo sienten los demás
  • Si se emocionan ante una obra bella, o una linda canción, o un dibujo bien hecho
  • Si no les atraen las flores, y los animales, y otras cosas naturales
  • Si sienten lástima de los desvalidos, los niños enfermos, los animales abandonados
  • Si cuando realizan alguna actividad en la que ayudan a alguien se sienten emocionados.

El maestro conducirá el auto-análisis explicando a cada alumno los diversos indiciadores sobre los cuales hablará, de modo tal que sepan de que van a hablar, y podrá poner ejemplos para facilitar este propósito. Esta parte el docente la resumirá enfatizando en los sentimientos positivos que sus educandos han dicho, y haciendo ver que la sensibilidad ha de estar presente en todas sus acciones.

Luego de concluidos los auto análisis el maestro escuchará junto con los alumnos las grabaciones hechas durante los mismos, y promoverá una sesión dinámica para acentuar los aspectos positivos relatados, y disminuir los negativos. Lo importante es que los alumnos adquieran la noción de lo que es un comportamiento sensible, y no de que dominen el concepto de lo que significa la sensibilidad, conozcan cómo actúa una persona sensible, y sepan autoevaluarse elementalmente en cuanto a la sensibilidad de su conducta.

Terminada esta fase les recuerda a los alumnos que tienen una semana para completar sus observaciones, que los alumnos analizarán con ella en un orden prefijado. En la sesión de análisis ha de aprovechar para destacar las conductas sensibles de cada cual.

Fase de control:

La propia situación pedagógica es en sí misma una forma de control, pues pretende registrar lo alcanzado o logrado en determinado contenido o formación de un rasgo de la personalidad. No obstante, el maestro podrá solicitar a sus educandos que hagan unas pequeñas anotaciones del porqué, entre más sensible es una persona, mas anhela la paz y está dispuesta a sacrificarse y luchar por ella.

De igual manera las anotaciones de las observaciones constituyen un control final, pues en la medida en que reflejan comportamientos verdaderamente sensibles y no otro tipo de comportamientos, estará registrando la interiorización que sus alumnos tienen del concepto de sensibilidad.