Proveniente del latín, la palabra gratitud aparece en el Real Diccionario de la Lengua Española como el sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera.

Otros diccionarios la definen como el agradecimiento, o el reconocimiento de un favor o beneficio que se nos ha hecho, un sentimiento que obliga a estimar un favor o un beneficio realizado, y que implica llevar a cabo una acción para corresponder con aquella. Es decir, la persona reconoce, interior y exteriormente, lo que se hecho por ella, o se le ha dado, y trata de corresponder en algo por aquello que recibió.

Consecuentemente, la gratitud es esencialmente una disposición interior que implica básicamente tres componentes: reconocimiento de algo recibido, apreciación por dicho hecho, y retribución para devolver la acción.  

PARTICULARIDADES EDUCACIÓN INFANTIL

La gratitud es un sentimiento que nos permite estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponderle de alguna manera.

Este sentimiento como todos los demás, se desarrolla gracias a la educación que el niño recibe. El niño tiende a sentir cariño por aquel que le regala algo o le permite hacer lo que desea, pero esto se desenvuelve en plano muy concreto y no es realmente una cualidad personal como es la gratitud.

Cualquier sentimiento en el niño es primero muy inestable, depende de la situación concreta, de sí el niño le gusta o no realizar algo, o lo hace para agradar al adulto, posteriormente si es bien estimulado, este sentimiento se consolida, se interioriza y pasa a formar una cualidad de su personalidad en desarrollo.

Se sabe que ya hay una cualidad mas consolidada de gratitud, cuando el niño es capaz de comprender que aunque no se le complazca en todo es por su bien, pero esto solo es asequible hacia finales de la primera infancia. Antes de eso la gratitud está muy relacionada con la gratificación positiva, por lo que poco a poco hay que ir construyendo un valor mucho más estable en la medida en que se van haciendo actividades que no siempre son del todo positivas.