La creatividad es un amplio concepto que implica siempre la facultad de crear, la capacidad de creación.

En este sentido el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define al crear y a la creatividad como el producir algo de la nada, el establecer, fundar o introducir por vez primera algo; o hacerlo nacer o darle vida, en sentido figurado. También lo refiere a instituir un nuevo empleo o dignidad.

Otros diccionarios la conceptúan como la capacidad de producir respuestas originales a cualquier problema.

Al respecto el Diccionario Psicopedagógico de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles plantea varias definiciones, tales como el proceso intelectual caracterizado por la originalidad, el espíritu de adaptación y la posibilidad de hacer realizaciones concretas; la actividad mental del ser humano, en la que a partir de un complejo proceso de reelaboración de los elementos obtenidos de su experiencia se crean nuevas formas y planteamientos.

De igual manera la plantea como la capacidad del ser humano para producir composiciones, generar productos ó ideas de cualquier tipo que sean esencialmente nuevas ó novedosas, susceptible de ser desarrollada, y que suele pasar por cinco momentos: la percepción, la descomposición, la modificación, la asociación y la  cristalización, y finalmente, el proceso de descubrimiento o de producción de algo nuevo que cumple exigencias de una determinada situación social, en el cual se expresa el vínculo de los aspectos cognitivos y afectivos de la personalidad.

En otras acepciones de distintos glosarios aparece la creatividad como una función compleja de la inteligencia que posibilita efectuar extrapolaciones y estimaciones de un resultado dadas las relaciones existentes, y que conduce al surgimiento de un nuevo producto no existente antes o no contemplado antes en su nueva dimensión.

En suma, es la capacidad del individuo para generar ideas y productos cuya característica es única, la actitud humana para idear y emprender actividades, dirigir acciones, protagonizar, promover y desarrollar ideas nuevas, y que pueden significar un aporte novedoso científico y social.

PARTICULARIDADES 1 Y 2 PRIMARIA

Los niños y niñas del primer ciclo han tenido en la fase previa de la educación infantil un período importante para el desarrollo de su creatividad, si el proceso pedagógico ha sido correctamente orientado, pero dadas las nuevas condiciones organizativas de la escuela y de la nueva actividad de desarrollo, el estudio, ello obliga desde su mismo ingreso a trabajar para consolidarla aún más en actividades que los animen a cuestionarse, investigar y experimentar de manera práctica.

Estas actividades deben fomentar la habilidad para entender ideas, conceptos u objetos de manera diferente a como habían hecho hasta entonces, y dirigirlos a fines nuevos. Así, aquellas formas organizativas de la educación infantil han de combinarse con formas organizativas elementales de la educación primaria, ello hace que tengan que adaptarse rápidamente a las situaciones nuevas u obstáculos, acudiendo a las anteriores experiencias y adaptándolas al nuevo entorno.

En este sentido la realización de proyectos, a los que se incorporen análisis de conceptos o talleres de discusión pueden servir en mucho para desarrollar su creatividad. Asimismo el incorporarles a técnicas muy simples de la creatividad, como lluvias de ideas muy elementales, sirven a estos propósitos, todo ello sin abandonar las usuales, como los juegos de roles o las actividades de la educación artística.

PARTICULARIDADES 3 O SUPERIOR PRIMARIA

Los escolares del segundo ciclo pueden analizar los componentes de un proyecto y de comprender las relaciones entre sus componentes; es decir, extraer detalles de un todo ya elaborado, a lo que se une la formación de conceptos como una estrategia básica para resolver problemas.

Del punto que la creatividad suele considerarse como la manifestación de un pensamiento divergente, como la capacidad de pensar de un modo original e innovador que se sale de las pautas aceptadas, que logra encontrar distintas soluciones a un problema, incluso cambiando los planteamientos del mismo, posibilita el uso de técnicas más complejas de la creatividad, como enseñarles a hacer lluvias de ideas y otras técnicas apropiadas.

Trabajar con los escolares de los últimos grados la asociación de ideas o la búsqueda de analogías en diversas formas organizativas son también medios útiles para el fomento de la creatividad.

Otras formas organizativas que colaboran a ello en estos grados son la puesta en práctica de actividades que impliquen solución de problemas de su entorno educativo o cotidiano, la elaboración de materiales y productos sociales como revistas o murales generales, y la elaboración de mapas mentales sencillos.