La confianza es un valor que se dirige hacia el propio individuo, tal cuando se define como la esperanza firme que se tiene de alguien o algo, la seguridad que alguien tiene en sí mismo o el ánimo, el aliento, y el vigor para obrar; hacia los otros cuando se conceptúa como alguien con quien se tiene trato íntimo o familiar y en quien se puede confiar, como hacia un objeto, cuando se afirma que éste posee las cualidades recomendables para el fin a que se destina.

Algunos diccionarios la definen como la creencia en que una persona será capaz y deseará actuar de manera adecuada en una determinada situación y pensamientos, lo cual se refuerza en función de las acciones.

PARTICULARIDADES 1 Y 2 PRIMARIA

El primer grado exige del niño una actividad diferente, las exigencias en cuanto a los conocimientos y a las relaciones interpersonales son mayores., a la que venía realizando en la etapa preescolar

Aunque el niño del primer ciclo de primaria, por los logros del desarrollo que ha alcanzado es mas independiente, no debemos olvidar que en el primer grado aún perduran las características del preescolar, incluso en algunos sistemas educativos aún es un niño preescolar a los 6-7 años.

Lo anterior nos hace reflexionar sobre la necesidad del apoyo del adulto que aún los niños de este ciclo  tienen, sin llegar por supuesto a la sobreprotección y considerando esta independencia que ellos han alcanzado.

Este apoyo sin sobrepasar el respeto a la individualidad pues todos los niños no son iguales, debe darse ante situaciones en que aún los alumnos no han ganado la confianza en si mismos, digamos ayudándolos en la apropiación de este valor, mediante algunas estrategias y modos de acción que el maestro ha de aplicar ante situaciones en que el educando demuestre inseguridad.

En los juegos, sobre todo los competitivos, en la expresión oral ante la clase, en diferentes situaciones escolares aún los alumnos se sienten en situación de riesgo ante el grupo y es precisamente donde más se dan demostraciones de inseguridad, es ese el momento en que es necesaria la intervención pedagógica del maestro para ayudarlos a ganar confianza en si mismos y superar sus temores.

Por eso no perdemos el tiempo cuando realizamos actividades de este tipo, en el aprestamiento y durante el curso, sino que estamos creando las condiciones necesarias para el éxito del trabajo docente, el éxito en la realización de las tareas docentes, hace que el niño gane confianza en si mismo, lo contrario lo hace perderla.

El tratamiento que el maestro da al alumno cuando valora los resultados de su aprendizaje hay que hacerlo de manera que no perjudique la imagen que el niño tiene de si mismo como escolar. Hay alumnos que presentan hábitos inestables y dificultades al realizar las tareas docentes; otros no se incorporan al juego del grupo o crean dificultades al hacerlo, son lentos y hay que recordarles constantemente las actividades que deben realizar, en estos casos el maestro debe tener en cuenta que estos niños van perdiendo la confianza en sus posibilidades y pueden llegar hasta rechazar la escuela.

Como puede apreciarse la confianza en si mismo es un valor imprescindible de trabajar en este ciclo para garantizar un buen aprendizaje.

PARTICULARIDADES 3 O SUPERIOR PRIMARIA

El niño de este ciclo necesita ser reconocido, que sus opiniones, criterios y éxitos sean tenidos en cuenta.

Investigaciones realizadas evidencian que, cuando se orienta al niño de este ciclo adecuadamente, se logra un cambio en la acción que realiza, en particular se va desarrollando su habilidad para orientarse de modo independiente antes de ejecutar las acciones-

Si él está orientado con respecto a las exigencias (que no es más que conocer qué se espera de él), y además de tener esta orientación recibe de su maestro una frase estimulante: “Yo sé que lograrás hacerlo bien”, “tú puedes”, seguro que la tarea será mejor aceptada, se realizará de forma independiente y el alumno estará en mejores condiciones para efectuar el control de la calidad de su propio trabajo y de su comportamiento. Sabrá, sin que sea otro el que se lo diga, en qué se equivocó y podrá valorar sus acciones de forma más objetiva.

Si en todas y cada una de las asignaturas y enseñanza de los valores se procede así, se contribuirá no solo al desarrollo de una habilidad docente muy importante como es la de controlar y valorar críticamente el propio trabajo, sino a la formación de una autovaloración adecuada, tanto en las tareas escolares como en el cumplimiento de las normas, valores y reglas de conducta

Recordemos que los niños de este ciclo han de ser preparados para su ingreso en la secundaria, al terminar el sexto año son prácticamente adolescentes entran en una etapa difícil del desarrollo que se caracteriza por ser la opinión del grupo de sus iguales, mas importante que la de sus padres y maestros, además de que la presencia personal juega un importante papel en sus relaciones sociales.

Dado lo anterior se hace necesario que lleguen a esta etapa de la vida preparados para enfrentar esta etapa de crisis y una de las cuestiones más importante es la confianza en sí mismos.