El esfuerzo se define según la Real Academia de la Lengua como el empleo de la fuerza física contra algún impulso o resistencia, y en ocasiones, la utilización de medios superiores a los normales para conseguir algo venciendo las dificultades. Pero a su vez también se relaciona con el plano psicológico cuando lo define como la utilización del vigor o ánimo intelectual  para conseguir algo venciendo inconvenientes u obstáculos, lo que lo sinonimia con el brío, el valor, la fuerza.

La definición de esfuerzo está estrechamente unida a la del trabajo, del cual es una expresión, al señalarlo como un esfuerzo humano aplicado a la producción de algo, un objeto o una idea. El trabajo es una obra, un resultado de la actividad del hombre, constituyendo una operación de una máquina, pieza, herramienta o utensilio que se emplea para algún fin.

Así, otros diccionarios definen al trabajo como el ocuparse en cualquier ejercicio, obra o ministerio, y solicitar, procurar, e intentar alguna cosa con eficacia, actividad y cuidado. Se conceptúa como el aplicarse con desvelo y cuidado a la ejecución de alguna cosa.

Las definiciones de trabajo pueden ser enfocadas desde muchos punto de vista: físico, social, laboral, económico, jurídico, entre otros muchos, Dentro de la educación el trabajo se define a su vez con numerosas acepciones: independiente, metodológico, creativo, cognoscitivo, reproductivo, etc., en dependencia del aspecto de la ciencia educativa a la cual esté referido.

PARTICULARIDADES EDUCACIÓN INFANTIL

El trabajar u ocuparse de un ejercicio u obra es quizás la actividad más importante del hombre, pues este es el origen de todas las riquezas materiales indispensables para la vida. Trabajar significa afanarse, esforzarse, atarearse, organizar la conducta en pos de una meta.

El niño pequeño ha de conocer desde bien temprano que, aunque el juego ha de ocupar la mayor parte de su vida cotidiana, no todo es juego, y hay cosas que deben ser hechas aunque incluso sean tediosas o cansadas, y que determina obligaciones de estricto cumplimiento, ello, por supuesto, acorde con las particularidades de la edad.

Se enseñará a los niños a realizar tareas de ayuda a la familia en el hogar, cooperar en el esfuerzo conjunto de la familia por mantener un hogar limpio, organizado, donde la familia pueda tener espacio alegre y bonito

En el centro infantil, se les pueden enseñar tareas tales como, ayudar a poner los manteles y las servilletas, ayudar a limpiar las mesas y sillas, a recoger los juguetes y ordenarlos, limpiar el salón, organizar el salón y el juguetero, mantener limpios los rincones, etc.

Existen diferentes formas de organizar las actividades laborales, por ejemplo, los trabajos colectivos con un fin socialmente útil, encomiendas laborales (pequeños encargos), trabajo en la naturaleza (cuidado de plantas, animalitos y el entorno del centro infantil). Se pueden programar trabajos mediante los cuales el niño ayuda a su educador a recoger el aula, a entregar materiales, etc.).

Al trabajar las actividades laborales el educador tendrá en cuenta que es muy importante que los niños sientan placer por el hecho de que ellos ayudan, trabajan y son útiles, por lo cual es necesario hacerles comprender que el trabajo no es igual al juego y que se trata de una tarea importante que deben terminar. Es necesario destacar que el trabajo en esta edad no significa la necesidad de crear un producto sino que tiene como objetivo fundamental contribuir a la formación integral de los niños.